Herencia Inesperada – P. II

Gálatas 4:1-7

En la primera parte de este articulo concluimos con las implicaciones que tiene el término “los rudimentos del mundo” en el pensamiento Paulino. Para leer el artículo anterior oprime aquí.

epistola a los galatas, tomy moya, tommy moya

 

Luego de hacer un recuento histórico del acto redentivo de Dios para liberar a Israel de la esclavitud, Pablo procede a decir que Dios hizo otro envío, esta vez no fue a Moisés, sino a Su propio Hijo. En esta ocasión no sería la muerte de un animal, sino que el Hijo voluntariamente moriría para traer libertad a los esclavos y pudieran convertirse en Hijos legítimos.

Para profundizar más sobre la temática de los Hijos puedes adquirir una de mis más recientes series de tres audios de predicación titulada Hijos O Huérfanos / Incluye más de 15 paginas de apuntes para ser usado en predicación, estudios o estudio personal. Para más información y/o adquirirla oprime en la barra del lado derecho.

Pero, no solo sería que el Hijo entregaría su vida por la liberación de los esclavos, sino que 40 días después de la fiesta de la Pascua, en la fiesta de Pentecostés, Dios le daría no la ley sino su propio espíritu, el espíritu de Su Hijo, para convertir a su pueblo en hijos legítimos en lo más íntimo de su ser y tuvieran un estatus legal para ser herederos.

Gálatas 4:6

Y por cuanto sois hijos, Dios envió a vuestros corazones el Espíritu de su Hijo, el cual clama: !!Abba, Padre!

La evidencia de que el Espíritu ha sido impartido en los que han creído y está transformándolos a la imagen del primogénito es que la oración que de ellos surge es la oración de Jesús, el cual llama al Padre por el muy conocido nombre Arameo, Abba, Papito. (Abba era usado por los hijos adultos judíos como también por los más jóvenes; la idea no era la edad del hijo sino la intimidad y familiaridad que comunica la palabra).

Cuando Israel fue libertado de la esclavitud de Egipto descubrieron que su Dios tenía una herencia para ellos y que el propósito de su liberación era para entregarles la herencia que él le había prometido a Abraham. Ahora, Pablo dice, esto es lo mismo que ha pasado, pero de una forma aún más profunda, a los Judíos y a los Gentiles de igual manera.

Gálatas 4:7

Así que ya no eres esclavo, sino hijo; y si hijo, también heredero de Dios por medio de Cristo.

La forma como Pablo hace un paralelismo entre el peregrinaje de los gentiles a la fe del evangelio y el peregrinaje de los Judíos de un estatus de “niños” bajo la ley a la fe que estaba destinada a ser revelada, es fascinante.

La idea era que los Gentiles entendieran que ellos eran tan herederos como los Judíos. Por supuesto que, aunque hay muchas similitudes también hay diferencias. Los judíos ya estaban familiarizados con el mismo Dios que ahora se ha revelado en Jesús y por el Espíritu, mientras que los paganos servían a sus ídolos. Esto es lo que Pablo indica en el verso 8 cuando dice: “servíais a los que por naturaleza no son dioses”. Pero, las rutas eran paralelas y el destino final era el mismo. Magistral.

En el primer Éxodo, el Dios de Abraham se revelo de una nueva manera; como el Dios que cumple el pacto, el Dios que oyó el gemido de su pueblo y vino a rescatarlos. El mismo libro de Éxodo muestra esto como la revelación del nombre personal de Dios, YHWH. (Éxodo 3:14; 6:2-8)

En el segundo Éxodo, Dios ha hecho otra movida de liberación, tan agresiva como la original, el Dios de Abraham se ha revelado, no solo en palabra y acción, sino de una manera personal como un humano entre humanos, un judío entre judíos.

Jesús, el Hijo de Dios, y el Espíritu del Hijo de Dios, han sido enviados departe de Dios, no como algo separado de Él, sino como una auto revelación, su propia presencia.

Hebreos 1:1-4

Dios, habiendo hablado muchas veces y de muchas maneras en otro tiempo a los padres por los profetas, en estos postreros días nos ha hablado por el Hijo, a quien constituyó heredero de todo, y por quien asimismo hizo el universo; el cual, siendo el resplandor de su gloria, y la imagen misma de su sustancia, y quien sustenta todas las cosas con la palabra de su poder, habiendo efectuado la purificación de nuestros pecados por medio de sí mismo, se sentó a la diestra de la Majestad en las alturas, hecho tanto superior a los ángeles, cuanto heredó más excelente nombre que ellos.

El énfasis no se puede ignorar. Pablo se mueve de lo plural a lo singular para ayudar al lector a entender que ahora ellos, cada uno por separado y como pueblo, ya no son esclavos, sino hijos y herederos.

La realidad es que hasta que esto no sea comprendido en el espíritu, lo que tenemos son argumentos y opiniones. Lo que a ti te liberta no es lo que dicen los predicadores, sino lo que la verdad presente establece.

El Señor no dijo y escuchareis lo que todos los predicadores dicen y serán libres, no –  él dijo y conoceréis la verdad y la verdad os hará libre. (Juan 8:32) La verdad no es un conjunto de opiniones doctrinales o filosóficas sino una persona, Cristo es la verdad de Dios revelada. En él están los tesoros de la sabiduría y revelación.

Hoy, hago de la oración de Pablo mi oración por ti. Millones de creyentes en el mundo quieren pasar de leche a vianda y entre tanta opinión y argumentos de hombre, es más urgente que nunca que los santos sean edificados.

Efesios 1:15-23

Por esta causa también yo, habiendo oído de vuestra fe en el Señor Jesús, y de vuestro amor para con todos los santos,no ceso de dar gracias por vosotros, haciendo memoria de vosotros en mis oraciones, para que el Dios de nuestro Señor Jesucristo, el Padre de gloria, os dé espíritu de sabiduría y de revelación en el conocimiento de él, alumbrando los ojos de vuestro entendimiento, para que sepáis cuál es la esperanza a que él os ha llamado, y cuáles las riquezas de la gloria de su herencia en los santos, y cuál la supereminente grandeza de su poder para con nosotros los que creemos, según la operación del poder de su fuerza, la cual operó en Cristo, resucitándole de los muertos y sentándole a su diestra en los lugares celestiales, sobre todo, principado y autoridad y poder y señorío, y sobre todo nombre que se nombra, no sólo en este siglo, sino también en el venidero; y sometió todas las cosas bajo sus pies, y lo dio por cabeza sobre todas las cosas a la iglesia,  la cual es su cuerpo, la plenitud de Aquel que todo lo llena en todo.

Una vez más,

Gálatas 4:7

Así que ya no eres esclavo, sino hijo; y si hijo, también heredero de Dios por medio de Cristo.

Échale un vistazo a la Comunidad Virtual Transformados En Cristo. Ya comenzamos y los testimonios son extraordinarios.

Mira el video abajo y oprime donde dice, Si Quiero Mas Información.

Deja un Comentario

avatar
  Subscribe  
Notificarle