La Santa Cena: ¿Debemos practicarla? P.1

Regresando al verdadero significado de la Cena del Señor

Para la mayoría de los creyentes y los que administran la práctica de la “santa cena”, es una de las ceremonias más intensas, reguladas, y llena de supersticiones.

que es la santa cena, como practicar la santa cena, tomy moya, tommy moya

Fueron más de una ocasión, las veces que durante mi pastorado tuve que buscarle respuesta a preguntas llenas de división y tensión. Hoy reconozco que muchas de aquellas respuestas estaban basadas en la tradición y no en la verdad bíblica. Algunas preguntas que tuve que responder tenían que ver con lo siguiente: ¿Deben participar los niños, los inconversos, los que no son miembros, los que no se han bautizado de la “cena del Señor”?

El aspecto ceremonial no era menos complicado. ¿Cuál lectura es obligatoria? ¿Lo hacemos con música o sin música? ¿Jugo o vino? ¿Bajamos las luces a media para que la gente se concentre? ¿Quién puede administrar la cena? ¿Un ministro “ordenado”? ¿Un líder? ¿Y que pasa si no han ungido al pastor al “pleno ministerio”? ¿Qué oraciones debemos hacer? ¿Quién se asegura que solo participen los que califican?

Sinceramente equivocado, siguiendo más la tradición, había hecho del ritual algo más importante que de lo que se estaba haciendo memoria. En ocasiones, durante la semana oía a hermanos decir, que no participaron de la “santa cena” porque no se sentían dignos. Esos, eran los que se atrevían a decirlo, a veces me pregunto, ¿Cuántos más habrán cumplido con el acto ceremonial pero el sentimiento era el mismo?

¿Qué es más importante: la muerte de Cristo en la cruz o la ceremonia que lo celebra? Si la muerte de Cristo nos libró del temor y la condenación, ¿Por qué permitimos una ceremonia que recuerda incorrectamente la muerte de Cristo, y nos lleva a una condición de la cual Él ya nos libró?

Como muchas cosas que necesitan ser reformadas, nos hace bien regresar al texto bíblico, quitarnos por un momento los lentes de la tradición y ver cuáles fueron las instrucciones que nos fueron dadas. Ese es el propósito de este artículo.

1 Corintios 11:17-34

Las instrucciones sobre la cena del Señor del Apóstol Pablo a la iglesia en Corinto, fueron dadas a una iglesia gentil, que no había heredado y tampoco tenía ninguna conexión con la celebración judía de la Pascua. Lo que los Corintios sabían se lo había enseñado el Apóstol Pablo. Por dieciocho meses estuvo entre ellos ensenándoles día y noche el Evangelio de Jesucristo.

Para nosotros estas instrucciones tienen peso, pero a la misma vez nos corremos el peligro de leer en el texto lo que no está allí, por lo menos a mí me paso. Consideremos estos textos punto por punto.

1. Reuniones conflictivas

La molestia y preocupación de Pablo es evidente basado en lo que los cristianos en Corinto estaban haciendo. Cuando se congregaban lo hacían no para lo mejor, sino para lo peor.

Verso 17

Pero al anunciaros esto que sigue, no os alabo; porque no os congregáis para lo mejor, sino para lo peor.

Lo que estaba sucediendo entre los creyentes en Corinto desvirtuaba la razón de congregarse. Obviamente para el Señor es importante que nos congreguemos de la manera correcta. Eso significa seguir el modelo que establecieron los apóstoles.

2. División en vez de unidad

Aquí estaba el verdadero problema. Lo que la reunión debió estar mostrando no era una realidad entre ellos.

Verso 18

Pues, en primer lugar, cuando os reunís como iglesia, oigo que hay entre vosotros divisiones; y en parte lo creo.

3. No era la cena del Señor

Lo que los creyentes en Corinto estaban haciendo no era la cena del Señor. ¿Cómo lo sabemos? Pablo lo dice claro:

Verso 20-21

Cuando, pues, os reunís vosotros, esto no es comer la cena del Señor. Porque al comer, cada uno se adelanta a tomar su propia cena; y uno tiene hambre, y otro se embriaga.

Cada uno hacia lo que quería. No esperaban por otros antes de comer su cena. Los que se adelantaban se comían la mayor cantidad. Se embriagaban, mientras otros se quedaban con hambre. Era una cena dictada por hambre y preferencias sociales en vez de compartir la cena en la cual los participantes se esperaban el uno al otro.

4. Las relaciones en la iglesia fueron afectadas

La inmadurez de los que se adelantaban trajo humillación a los que eran pobres.

Verso 22

Pues qué, ¿no tenéis casas en que comáis y bebáis? ¿O menospreciáis la iglesia de Dios, y avergonzáis a los que no tienen nada? ¿Qué os diré? ¿Os alabaré? En esto no os alabo.

En la iglesia en Corinto había los que tenían suficiente, comían de más, y bebían hasta embriagarse, y también estaban los que no tenían nada – probablemente viudas y esclavos que se quedaban con hambre. Los pobres debían comer y ser saciados, sin embargo, se quedaban con hambre.

5. El contexto

La amonestación de Pablo ante el desorden en relación con la cena nos muestra lo que la cena del Señor debe ser. La cena del Señor debe ser un tiempo para participar de una comida en la cual no hay divisiones entre ricos y pobres, esclavos o libres, porque se esperaban los unos a los otros.

Palabras como “comer”, “esperar”, “beber”, “hambre” indican el contexto social de aquella reunión – era una cena completa.

Nadie se embriaga con unos pocos mililitros de vino y mucho menos satisface el hambre con una hostia o pedacito de galleta sin levadura. Si la intención original hubiera sido una “copita de jugo welch” y “un pedacito de galleta o pan sin levadura” nadie debía irse desilusionado y con hambre, a menos que ellos esperaban comer y satisfacerse. La palabra griega que Pablo usa es “deipnon” que significa cena o banquete (Strong’s G1173).

Es importante entender que lo que Pablo estaba haciendo no era corrigiendo el contexto (una cena) sino, los abusos en el contexto.

6. Un nuevo orden

¿Cambio Pablo el contexto para establecer un orden simbólico? ¿Indica el texto que la cena fue remplazada por símbolos representativos, como un pedacito de pan y jugo?

Verso 22ª

Pues qué, ¿no tenéis casas en que comáis y bebáis?

El contexto social en el cual los abusos están sucediendo fue en una cena que ellos tenían juntos. Si lo que Pablo hizo fue establecer un orden simbólico hubiera perpetuado el verdadero problema – removiendo el problema de la vista pública no hubiera tratado con la raíz que lo causaba.

Los cristianos en Corinto tenían que entender que el propósito de la cena no era solo para llenar un estomago vacío sino para demostrar unidad en Cristo. Para tratar con los abusos Pablo le comunica lo que había recibido del Señor:

Verso 23-26

Porque yo recibí del Señor lo que también os he enseñado: Que el Señor Jesús, la noche que fue entregado, tomó pan;

24 y habiendo dado gracias, lo partió, y dijo: Tomad, comed; esto es mi cuerpo que por vosotros es partido; haced esto en memoria de mí.

25 Asimismo tomó también la copa, después de haber cenado, diciendo: Esta copa es el nuevo pacto en mi sangre; haced esto todas las veces que la bebiereis, en memoria de mí.

26 Así, pues, todas las veces que comiereis este pan, y bebiereis esta copa, la muerte del Señor anunciáis hasta que él venga.

7. ¿Qué cena era?

Aquí se presenta el argumento histórico. Tradicionalmente, decimos que era la cena pascual, sin embargo, una comparación de la narrativa de los evangelios nos indica que la probabilidad era que no era la cena pascual. (Compara el relato histórico de Mateo, Marcos, y Lucas con Juan 13:1,2,29; 18:28, 19:14,31).

Lo importante es saber que era una cena completa, haya sido esta la cena pascual o una cena antes de la cena pascual – no era un bocadillo. En la corrección que Pablo le hace a los Corintios, Pablo no se concentra en los elementos a la exclusión de la comida.

8. Examinándose asimismo

Los versos nos indican los diferentes grupos sociales que participaban de la cena. Los pobres estaban a la mercede de los ricos y los esclavos de sus amos. Los ricos comían la cena como se comían cualquier otra comida en su rutina semanal: para satisfacer el hambre.

Pero, como una comida, la cena del Señor (así como la cena pascual) tenía el efecto de aliviar el hambre, pero, su propósito principal era reconocer el cuerpo de Cristo. Rehusar esperar a otros para comer juntos absolutamente dividía el cuerpo de Cristo. Esto es lo que Pablo quería corregir, porque esta era la manera en la cual ellos estaban tomando y comiendo – “indignamente”.

Verso 27-32

De manera que cualquiera que comiere este pan o bebiere esta copa del Señor indignamente, será culpado del cuerpo y de la sangre del Señor.

28 Por tanto, pruébese cada uno a sí mismo, y coma así del pan, y beba de la copa.

29 Porque el que come y bebe indignamente, sin discernir el cuerpo del Señor, juicio come y bebe para sí.

30 Por lo cual hay muchos enfermos y debilitados entre vosotros, y muchos duermen.

31 Si, pues, nos examinásemos a nosotros mismos, no seríamos juzgados;

32 mas siendo juzgados, somos castigados por el Señor, para que no seamos condenados con el mundo.

El contexto de estos versos no es recordar pecados personales pasados. El significado de los textos lo establece el asunto que se está considerando – “la desunión”.

Dividir el cuerpo era un asunto serio. La manera en cómo el Señor trataba con el asunto era por medio de la enfermedad, debilidad y aun muerte, para alinear a Su pueblo a sus intenciones. Lo que el comportamiento de los Corintios estaba mostrando era una negación de todo lo que los profetas habían declarado – que de toda nación Dios traería a Su pueblo, sin importar, etnicidad, clase o sexo.

La cena debía ser una buena noticia para el pobre y los oprimidos. Dios no le toleraría a los Cristianos en Corinto que dividieran otra vez lo que él había unido.

9. Lo que se debía de seguir haciendo

¿Remplazo Pablo la cena con una demostración simbólica?

Versos 33-34

Así que, hermanos míos, cuando os reunís a comer, esperaos unos a otros.

34 Si alguno tuviere hambre, coma en su casa, para que no os reunáis para juicio. Las demás cosas las pondré en orden cuando yo fuere.

¿Se parece esto a lo que hacemos en nuestras reuniones cristianas?

Es evidente que Pablo no remplazo el contexto original de la cena con una demostración simbólica. Eso lo hemos aceptado nosotros por seguir una tradición sin entender las implicaciones.

Cuando se reunían podían comer, pero se requería que se esperaran los unos a los otros. Si el hambre era tan fuerte que los hiciera “dividir el cuerpo” entonces, debían comer en su casa.

Estas instrucciones solo tienen sentido en el contexto de una cena no un bocadillo. Para Pablo era importante mantener la práctica de la cena completa como una demostración de una hermandad sin clases y unidad interracial, que solo es posible a través de Cristo Jesús. La cena era la cena del Señor no de los Corintios. Pablo nunca la llamo la “santa cena”.

¿Qué demuestra verdaderamente la cena del Señor?

La cena del Señor es una expresión maravillosa de la realidad del Evangelio. A pesar de las diferencias raciales, sexo, sociales y religiosas, la cena nos reúne alrededor de la mesa para un solo propósito. Como judíos, gentiles, samaritanos, extranjeros, cobradores de impuestos y hombres y mujeres – somos uno e iguales en Cristo.

Los amos les sirven a sus esclavos, los esposos les sirven a sus esposas, los ricos les proveen a los pobres. Este es el milagro y la gloria de la cena del Señor. En ningún otro contexto en la tierra esto sucede. Si alguien mirara por una ventana y nos viera celebrando la verdadera cena del Señor, lo que deberían ver es algo milagroso. ¿Sera eso lo que ven hoy?

Lo que Pablo quería corregir en estos pasajes de 1 Corintios 11 es la hermandad en el cuerpo.

10. La Copa

El pacto en el cual bendecimos a Dios y nos bendecimos los unos a los otros es el Nuevo Pacto. Es un pacto con una mejor esperanza y seguridad. Es un pacto en el cual confiadamente miramos al futuro para su venida por nosotros. La cena del Señor es un anuncio y anticipo de la gran fiesta en la cual Jesús estará en la mesa con nosotros.

Me parece que nuestra generación necesita también ser corregida en este aspecto. ¿Estaremos celebrando verdaderamente la cena del Señor o estaremos preservando una tradición carente de vida y significado?

¿Si un inconverso estuviera entre nosotros en uno de nuestros “cultos de santa cena” que impresión tendría? ¿Participarían de un banquete o fiesta? ¿Qué debería ser más sagrado: las personas o el pan y la copa? ¿Cuál es verdaderamente el enfoque: las personas o los elementos?

El daño que ha causado la ignorancia y la preservación de tradiciones totalmente desconectadas de la realidad del Evangelio por no decir paganas, ha causado que congregaciones se dividan, relaciones se lastimen, líderes y creyentes se ofendan mutuamente y todo esto para defender en muchas ocasiones lo indefendible.

¿Estaremos demostrando al mundo a que se parece la familia de Dios en la tierra? ¿Ven los inconversos una familia de hermanos? ¿Estaremos demostrando en nuestros pueblos, ciudades y naciones el milagro de la unidad en Cristo?

¿Estaremos modelando a que se parece una familia unida en amor, o simplemente conduciendo una ceremonia religiosa?

¿Tendrá sentido “tener el culto de santa cena”, para luego ir al restaurante, mientras comemos al punto de caer inconscientes, hablamos de los hermanos, criticamos al pastor, y con una sutileza perfeccionada y un vocabulario religioso dividimos lo que la cruz unió? 

En respuesta a la pregunta, ¿Debemos practicar la santa cena? Mi respuesta seria, Si a lo que nos referimos es a lo que tradicionalmente se hace, decida por usted mismo, porque no creo que a eso le podríamos llamar la Cena del Señor. La pregunta no es si debemos hacerlo, sino como se hace.

¿Qué piensas?

¿Te Gusto Este Articulo?

Gracia_230x195

Suscríbete a mi página para recibir mis más recientes artículos. Como agradecimiento recibirás mi libro El Maravilloso Evangelio de la Gracias totalmente GRATIS.

Powered by ConvertKit

Deja un Comentario

26 Comentarios en "La Santa Cena: ¿Debemos practicarla? P.1"

Notificarle
avatar
Ordenar por:   El más nuevo | El más antiguo | Más Votado
Luis A. Velázquez
Invitado

En mi honesta opinión, nada que no fomente la unidad del cuerpo de Cristo debe ser practicado.

Hno. Luis A. Velázquez

Anonimo
Invitado

Impresionante 🤔🤔que palabra Dios mío quieres hijos verdaderos 🙏🙏

Wilmer
Invitado

Gloria al Señor Amado Pastor Tommy…
Muy Edificante y sobre todo Aclarador
BENDECIDOS

Lizzy Sandoval
Invitado
Coincido que la cena debió ser como usted lo describe. Sin embargo está cena completa, a demás de todos los elementos que menciona, no dejaba de presentar como punto primordial y de lazo el pan y el vino. Como dice usted, estamos tan contaminados y temerosos por las tradiciones ( hasta las romanas), que aún eso nos hizo ciegos para ver lo que estaba delante de nosotros. Pero Jesús dijo mi carne es verdadera comida y mi sangre verdadera bebida; y nadie cuestionaría la vida en la sangre. Luego entonces lo que aún no se nos revela, es que como… Leer mas»
Jesus David Velasquez
Invitado

Wow, es completamente cierto todo lo que se expresa en el articulo y revelador en cuanto a lo que es la cena del Señor y como debe ser practicada. Solo tengo una pregunta el siguiente verso “Por lo cual hay muchos enfermos y debilitados entre vosotros, y muchos duermen” se refiere a personas que tal vez físicamente llegaron a una condición crítica por ser excluidos y menospreciados en el banquete; es decir por pasar hambre o es en un sentido espiritual?

Ender Garrido
Invitado
Agradecido por el tema. Pocos se atreven a opinar, tratar o explicar este tema. Desde el cambio de nombre de LA CENA DEL SEÑOR a “La Santa Cena” ya esta impregnado de religión y tradición. De allí en adelante la práctica ha sido llena de normas humanas. Un aspecto que no tocaste amado pastor Tommy es el lugar para participar de la Cena del Señor, una vez subimos la montaña más alta de la ciudad con un grupo de pastores para orar por la ciudad y fue muy especial, al finalizar el pastor presidente de la confraternidad de Estado Carabobo… Leer mas»
Anonimo
Invitado

Wow Dios q verdad tan clara solo me transporte a mis antiguos dias y quede impresionado a Dios la gloria por hombres como usted bensiciones tommy

Ismael Reyes
Invitado

Pastor Tommy. Gracias por darnos una palabra que esta escrita para lo cual muchos pastores entienden y confunden a los hermanos en Cristo. Por medio de su palabra entendi que Jesus me Ama. Que hizo todo por darme la vida. DLB.

Maria Hernandez
Invitado

Bella esplicación..y muy bien explicado…Dios lo bendiga hermano..

Anonimo
Invitado

Totalmente de acuerdo

Anonimo
Invitado

Muchas gracias por este articulo que aclara lo que Jesús al ceñirse la toalla queria enseñar a los discipulos siendo maestro y Señor. Participo de la cena alborozado porque festejo del privilegio de ser el cuerpo de Cristo ” La Iglesia”.

Félix Hernandez
Invitado

Excelente clase, gracias por tu aportación al cuerpo de Cristo Pastor Moya y la visión que el Padre te ha rebelado. Me encanta compartir con personas que se atreven a salir de lo religioso y llegar a lo que dice realmente la biblia siguiendo haci valientemente el ejemplo de Jesús cuando confronto la religiosidad de los fariseos. Te bendigo y felicito Pastor por ser parte del cuerpo. Oro a Dios que continúe prosperando tu vida en todo lo que hagas.

Yulimar
Invitado

Poderoso! y pedimos a Dios revele y de entendimiento al resto de la congregación pues ha sido un tema en el tapete y de debate entre los Ministros.

Mary Quero
Invitado

Tremendo porque yo yo había entendido casi igual, gracias padre ! Shalom pastor Tommy gracias!

jose
Invitado

tremendo hermano me encanta como puedo consegir libros tuyos en mi pc bendiciones

Angeliz@Hija
Invitado

Excelente Pastor Moya, estos articulos son excelentes…lei primero el Segundo articulo, el cual me hizo llorar .Estoy muy agradesida.

Anonimo
Invitado

Wow cada vez q leeo un articulo q escribe Doy grasias a Dios por usted q Mease ver MI innorancia Dios con tinue bendiciendole

Wagner Hernandez
Invitado
Amen. Que bendicion que un Pastor indique cono verdaderamente se debe hacer la cena del Señor, por muchos años argumente que la cena se habia convertido solamente en un simbolismo y no verdaderamente una expresión de amor y unidad de la iglesia. Nunca y ahora menos, estuve de acuerdo con la copita de vino para los miembros sin mancha y sin pecado que podiamos tomar la santa cena y la COPA grande para el Pastor… eso hace y sigue haciendo diferenciacion, Jesus fue el que lavo los pies a sus discipulos y compartio de lo que tenia , no se… Leer mas»
Ángel Paz
Invitado

Excelente Artículo. Muy buen análisis.

YARA
Invitado
Creo que en el sentido espiritual la cena representa el verdadero servicio o culto como se le llame en donde no hay una jerarquía, en donde cada persona es importante y se le permite hacer su aporte, para mi ese pan significa el comer la palabra de Dios en donde hay preguntas y respuestas y aporte y no una sola persona tiene la ultima palabra, en donde no solo unos pocos oran, no solo unos pocos deciden que alabanza entonar, en donde no unos solos pocos pueden predicar o tienen que decir, en cuanto a la copa lo veo como… Leer mas»
Eliezer Castillo
Invitado

Gracias a Dios seguimos siendo edificados !! Este tema por mucho años no estaba claro, les damos gracias a Dios por traernos la revelación y la iluminación de las escrituras, seguiremos creciendo Amado Pastor, Dios le siga usando nunca deje de escribir !!

Rigoberto Melean
Invitado

Muy buena enseñanza pastor tommy

wpDiscuz