La Genealogía De Jesús En El Evangelio Según Mateo Y Las Mujeres

Una reflexión sobre el primer anuncio de la navidad

El anuncio del nacimiento de Jesucristo comenzó con un gran reto cultural, político y religioso. Antes de que Jesús predicara su primer mensaje, la manera en cómo se describe su linaje (como hijo del hombre) en el evangelio según Mateo, cautivo la atención de la audiencia contemporánea.

navidad-genealogoia de jesus

El significado de la lista de genealogías en la Biblia, para muchos lectores modernos, no es algo que se le presta mucha atención. En este caso es diferente.

La inclusión de mujeres en esta lista genealógica de Jesús debe haber sacudido a los primeros oyentes. En el primer siglo (y en gran parte del medio oriente hoy) las genealogías usualmente estaban compuestas por hombres, y no cualquier hombre, sino hombres prominentes: de honor, estatus, con grandes logros y carácter. En este caso aparte de María, Mateo incluye cuatro mujeres, y no necesariamente mujeres prestigiosas.

  • Tamar: una mentirosa que comete incesto con su suegro a través del engaño, quien, de acuerdo con Levítico 20:12, debió haber sido apedreada.
  • Rahab: una gentil y una prostituta. (La animosidad judía hacia los gentiles está bien documentada y es difícil para nosotros captar el desprecio que se mostraba).
  • Ruth: una Moabita gentil (igual que la anterior).
  • Betsabé: una esposa infiel y adúltera.

Considera lo que esto significaba para el judío del primer siglo. Esta no era la lista que ellos aprobaban para el salón de la fama. Incluir el genero femenino debe haber sacudido toda tradición y la “falta de prestigio de las mujeres” los debe haber enfurecido.

¿Te puedes imaginar a un reportero presentando esta noticia? El noticiero de las seis de la tarde lo hubiera anunciado así:

¡Noticias de última hora!

“Lideres religiosos cuestionan la validez del anuncio sobre un tal Jesús, que se hizo ayer en horas de la mañana. El portavoz del Sanedrín anunció en una conferencia de prensa que los líderes religiosos no están de acuerdo con la inclusión de tales mujeres y citaron que su tradición e interpretación de las Escrituras invalida dicho anuncio”.

La forma en como Mateo introduce el nacimiento de Jesús, debe haber sido un indicador para ellos que lo que estaba por suceder era totalmente diferente a lo que habían conocido. Sin haberse dicho una sola palabra por labios de Jesús, el Evangelio ya estaba retando los valores culturales y religiosos de aquella generación. El reto no ha cambiado, Jesús lo hizo a través de su ministerio y luego Pablo le dio continuidad en su tiempo. Para nosotros no es diferente.

Jesús no vino a santificar nuestras tradiciones, interpretaciones, prejuicios o valores culturales. El no vino a validar la mentalidad de nosotros contra ellos, o el pensamiento religioso o político de la derecha o izquierda.

El vino a anunciar un reino cuyos valores son totalmente diferente a muchas de las cosas que los cristianos culturales del occidente tenemos como “sagrado”.

El reino de Jesús es “otro”. Su reino es “ninguno de los de arriba”. Jesús dijo que ni él ni su reino pertenecen al orden de cosas de este mundo (gr: kosmos), incluyendo la política y religión.

Juan 8:23

Y les dijo: Vosotros sois de abajo, yo soy de arriba; vosotros sois de este mundo, yo no soy de este mundo.

Juan 8:36

Respondió Jesús: Mi reino no es de este mundo; si mi reino fuera de este mundo, mis servidores pelearían para que yo no fuera entregado a los judíos; pero mi reino no es de aquí.

En esta época del año, recordemos a quién pertenecemos, a quién representamos como embajadores, y que Jesús se asocia con personas como nosotros. Ese es el significado de la navidad. La encarnación es la evidencia de que Dios tuvo a bien entrar en nuestra miseria humana sin importar lo que los hombres dijeran o interpretaran.

2 Corintios 5:18-21

Y todo esto proviene de Dios, quien nos reconcilió consigo mismo por Cristo, y nos dio el ministerio de la reconciliación;

19 que Dios estaba en Cristo reconciliando consigo al mundo, no tomándoles en cuenta a los hombres sus pecados, y nos encargó a nosotros la palabra de la reconciliación.

20 Así que, somos embajadores en nombre de Cristo, como si Dios rogase por medio de nosotros; os rogamos en nombre de Cristo: Reconciliaos con Dios.

21 Al que no conoció pecado, por nosotros lo hizo pecado, para que nosotros fuésemos hechos justicia de Dios en él.


Comienza HOY Una Experiencia TRANSFORMADORA Matriculándote En La Comunidad Virtual Transformados En Cristo. Primer Mes GRATIS.

Aprende lo que quieras, desde donde quieras y cuando quieras…

PARA MAS INFORMACIÓN OPRIME AQUÍ

1
Deja un Comentario

avatar
1 Comment threads
0 Thread replies
0 Followers
 
Most reacted comment
Hottest comment thread
1 Comment authors
Lisandra Recent comment authors
  Subscribe  
El más nuevo El más antiguo Más Votado
Notificarle
Lisandra
Invitado
Lisandra

Exelente como siempre!!! gracias pastor Dios le bendiga!