El Fundamento De Una Vida Victoriosa

"Descubre lo que perdiste, lo que recibiste, y lo que no cambio en la cruz"

Cuando naciste de nuevo es muy probable que te dijeron muchas cosas extraordinarias sobre tu futuro, tales como: “Dios tiene un plan extraordinario para tu vida” “Si te mueres hoy vas para el cielo” 

fundamento, pastor tommy moya, tommy moya

 

Probablemente también escuchaste muchas cosas muy buenas sobre tu presente; “Ahora estás en el Reino.” Lo que quizás no te dijeron fue las cosas gloriosas de tu pasado. Más bien lo que escuchabas eran advertencias de no “volver a Egipto.”

Pero, sabías que Cristo no es solo el Seňor de tu presente y futuro sino tambien de tu pasado. Cuando tu naciste de nuevo no solo recibiste una nueva vida sino tambien un nuevo pasado. Eso significa que tienes una nueva historia.

Galatas 2:20

Con Cristo estoy juntamente crucificado, y ya no vivo yo, mas vive Cristo en mí; y lo que ahora vivo en la carne, lo vivo en la fe del Hijo de Dios, el cual me amó y se entregó a sí mismo por mí.

¿Quisieras vivir en la plenitud de la nueva vida que tenemos en Cristo?

Entonces, la respuesta a estas 3 preguntas es indispensable:

  1. ¿Que perdí en la cruz?
  2. ¿Que recibí en la cruz?
  3. ¿Que retuve después de la cruz?

1. ¿Que perdí en la cruz?

  • El viejo hombre fue crucificado – (Romanos 6:6) – La persona que eras cuando no estabas en Cristo “el viejo hombre” está muerto y no tiene sentido tratar de reformarlo.
  • Todos los pecados – (Salmo 103:12) – El pecado tenía una sentencia de muerte sobre ti, pero Cristo te separo de ella (Coloreases 2:11) Quizás estés luchando con algunos vicios de la carne del viejo hombre  (hábitos pecaminosos) pero ahora lo haces desde una posición de libertad (Gálatas 5:1)
  • La incapacidad natural de agradar a Dios – (Romanos 8:8) En Cristo el Padre está complacido contigo en los méritos de Cristo, ya estás divorciado(a) de la ley que te condenaba. (Romanos 7:6) Para los que están en Cristo no hay condenación. (Romanos 81)
  • El rechazo – Si puedes llegar a abrazar el indescriptible amor que el Padre nos mostró en la cruz por medio del sacrificio de Jesús, entonces descubrirás que todo temor al juicio también se perdió en la cruz. (1 Juan 4:18)
  • Tu fuente de identidad – (Gálatas 6:14) Aquello en lo que se formaba tu seguridad e identidad ha sido cambiado por algo mucho mejor. Toda ansiedad de tener que producir y tener cosas se ha ido porque has entendido que estas en Cristo y él ha vencido al mundo. (Juan 16:33; Apocalipsis 3:5)

2. ¿Que recibí en la cruz?

  • La paz con Dios, la paz de Dios y el perdón de mis pecados (2 Corintios 5:19; Coloreases 2:13) Ah, y todo esto sin haber hecho todavía absolutamente nada.
  • Su aceptación (Efesios 1:6), Su Justicia (Romanos 1:17), Su santidad (1 Corintios 1:3), Su perfección eterna (Hebreos 10:4)

Tu no actúas como un santo para convertirte en un santo, tú vives en santidad porque en Cristo has sido santificado.

  • Su vida (Coloreases 3:4), Su fe (Galatas 2:20), La llenura de Su Espíritu (Romanos 8:11)
  • Su mente (1 Corintios 2:16) Su naturaleza (2 Corintios 5:17)

Es obvio que no tienes una naturaleza pecaminosa. Tu no eres una persona el Domingo y otra el Lunes. Seguro que puedes caminar en la carne y cosechar corrupción, pero tu no eres definido por lo que haces sino por la naturaleza que posees.

Y, Cuando pecas abogado tienes para con el Padre. (1 Juan 2:1) Me imagino ha alguien leyendo esto con una mente legalista y carnal diciendo: “Si es asi pequemos para que la gracia abunde” Pablo te responderia; “En ninguna manera porque los que hemos muerto al pecado cómo viviremos aún en él” (Romanos 6).

La nueva naturaleza en el que ha nacido de nuevo no desea pecar, su deseo es la obediencia. Sus aspiraciones y pasión es hacer la voluntad del Padre. Ahora eres guiado por el espíritu no por la carne. (Gálatas 5:18) Antes querías probarle a Dios que podías, pero ahora, el amor de Cristo te constriñe (2 Corintios 5:14).

En Cristo estás descansando en su perfecto sacrificio y dando más fruto en la vida. !Glorioso!

  • Un nuevo Padre (1 Juan 3:1)
  • Derechos legales de Hijo (Gálatas 3:26)
  • Entrada directa al trono de la gracia (Hebreos 4:16)
  • Derecho de representatividad como embajador y real sacerdocio (1 Pedro 2:9)
  • Autoridad sobre la enfermedad y los demonios – Pondrás las manos sobre los enfermos y sanarán.

3. ¿Que retuve después de la cruz?

En la cruz perdiste mucho y ganaste mucho, pero también cuando naciste de nuevo dos cosas se quedaron igual.

  1. Tu cuerpo físico no cambio. Aun si has sido sano de una enfermedad el cuerpo está sujeto a los efectos de la caida de Adan. Aunque estes en Cristo, el estuche donde está el tesoro se deteriora dia a dia. Anticipamos la redención de nuestro cuerpo.

Romanos 8:23

y no sólo ella, sino que también nosotros mismos, que tenemos las primicias del Espíritu, nosotros también gemimos dentro de nosotros mismos, esperando la adopción, la redención de nuestro cuerpo.

  1. Tu vieja manera de pensar tampoco cambio. Ahora tienes que renovar el espíritu de tu entendimiento por medio de la Palabra.

Romanos 12:2

No os conforméis a este siglo, sino transformaos por medio de la renovación de vuestro entendimiento, para que comprobéis cuál sea la buena voluntad de Dios, agradable y perfecta.

Muchos creyentes saben lo que le pasó a Jesús en la cruz lo que no saben muchos es lo que le pasó a ellos allí tambien. Esta es la razón por la cual muchos cristianos  están excesivamente cansados, agotados, frustrados y ansiosos tratando de ser alguien que ya son, pidiendo lo que ya tienen, y buscando que alguien les imparta lo que ya está en ellos.

Al momento que naciste de nuevo, Dios hizo una maravillosa obra en tu vida. Te dio un glorioso pasado y una nueva vida. Todo lo que había que cambiar ya lo cambio. En realidad eres una nueva criatura.

Lo que no te cambio fue tu manera de pensar, esa nos toca a nosotros. Ahora tenemos la mente de Cristo para pensar sus pensamientos que serán asimilados cuando renovemos el espíritu de nuestro entendimiento.

Efesios 4:23y renovaos en el espíritu de vuestra mente,

Aqui esta la clave para la vida victoriosa; renovar el espíritu de nuestra mente. No es atando diablos, y echando aceite en los “lugares altos”, corriendo detrás de predicadores ungidos para que te oren y te den su unción, etc, etc, etc.

Tus patrones de pensamientos fueron formados por tu pasado. Así que; ¿con que pasado te identificas? – con el del viejo hombre o con el del nuevo hombre.

Todo lo que pertenece a la vida y a la piedad nos ha sido dado por medio del conocimiento de aquel que nos llama.

2 Pedro 1:3

Como todas las cosas que pertenecen a la vida y a la piedad nos han sido dadas por su divino poder, mediante el conocimiento de aquel que nos llamó por su gloria y excelencia…

¿Quieres vivir una vida victoriosa?

Mira a Cristo, gloriate en la cruz y cambia tu manera de pensar.

Este es el glorioso comienzo de tu nueva historia.

¿Te Gusto Este Articulo?

Gracia 230x195

Suscríbete a mi página para recibir mis más recientes artículos. Como agradecimiento recibirás mi libro El Maravilloso Evangelio de la Gracias totalmente GRATIS.

Powered by ConvertKit

7
Deja un Comentario

avatar
4 Comment threads
3 Thread replies
0 Followers
 
Most reacted comment
Hottest comment thread
5 Comment authors
Tommy MoyaCarmen AraujoPs. Eduardo YudenStevensUziel Reyes Recent comment authors
  Subscribe  
El más nuevo El más antiguo Más Votado
Notificarle
Carmen Araujo
Invitado
Carmen Araujo

excelente, pastor…asi como sus conferencias, sus articulos y sus libros, exponen un evangelio practico.

Ps. Eduardo Yuden
Invitado
Ps. Eduardo Yuden

Excelente articulo, es de mucha edificacion, Dios te bendiga Pastor Tommy Moya

Stevens
Invitado
Stevens

Gracias Pastor, como siempre poderoso, este escrito me ha ministrado este mensaje a confirmado lo mi Señor en mi intimidad con el me mostrado en esta misma semana, gracias y que la maravillosa gracias del Señor continúe iluminando, le amamos, Éxito.

Uziel Reyes
Invitado

Mi Pastor, Excelente escrito. Mil gracias por compartir lo que Dios le da…