Las Distracciones

“Una de los mayores obstáculos para experimentar intimidad con Dios es el concepto de las distracciones. Nosotros vemos casi todo como una distracción que nos impide tener intimidad con Dios, pero solo en ciertas condiciones extremas, esto es en realidad cierto.

Tu pareja, tus hijos, tu trabajo y tu vida en general no son distracciones para la intimidad con Dios , sino oportunidades de intimar con Él de diferentes maneras. Él se expresa de una manera muy particular a través de nuestras relaciones, como también a través de las diferentes responsabilidades que tenemos, pero si solo vemos estas cosas como distracciones, nunca podremos disfrutar la multiforme gracia y belleza de Dios.

A nombre de “conocer más a Dios” lo conocemos menos, porque evitamos los medios por los cuales el desea revelarse a nosotros. No hay tal cosa como las distracciones, solo oportunidades para conocer y experimentar lo profundo de nuestra unión con El.”

Jeff Turner

Deja un comentario

You have to agree to the comment policy.